Sala de Prensa

Muchas personas consideran que una de las razones para no adquirir un seguro es que en realidad terminarán por no usarlo. Lo cierto es que el seguro del auto es una protección que puede activarse en cualquier momento, pero no necesariamente cuando se trate de algún choque u accidente de peor naturaleza.

Las finanzas son parte de tu vida y hay que saber manejarlas en todos los ámbitos: En la casa, los estudios y también en el trabajo. Pero, ¿será que es posible equivocarse con el dinero en la oficina? Sí y mucho. Estos son los 6 errores más comunes cuando se trata de manejar el dinero en el lugar de trabajo:
► 1. COMPRAR ALMUERZO TODOS LOS DÍAS:

Es cierto, juntar un fondo para emergencias es difícil, pero no es imposible, sobre todo, dada la importancia que tiene para su vida financiera. Un fondo de emergencias le permite tener a dónde recurrir en caso quede sin trabajo, ocurra un desastre natural que afecte su patrimonio, sufra de alguna enfermedad inesperada o sea víctima de algún accidente.

Una de las ventajas de tener auto propio es que puedes utilizarlo tanto para ir a la oficina como para escaparte un fin de semana largo a otra ciudad. Con un mapa y algunas provisiones, estás listo para emprender el camino y llenarte de nuevas experiencias.

Está a punto de salir de casa y subir al auto para iniciar el trayecto cuando se da cuenta de que olvidó algo infaltable: El paquete de cigarrillos y el encendedor. Sin pensarlo dos veces, vuelve a casa para meterlos en su maleta.

Si no entiende para qué le sirve mantener un buen historial crediticio, le damos el siguiente ejemplo: Imagine que alguien viene a pedirle dinero prestado, usted mira a la persona y recuerda que hace tiempo tuvo dinero pero se lo gastó en compras sin sentido y que además, también le pidió prestado a otro vecino y nunca le pagó. ¿Le prestaría su dinero a esa persona?

Todos quieren adquirir cosas, ya sean productos pequeños y fáciles de comprar como prendas de ropa, bolsos o calzado, pasando por cosas para la casa y finalizando con compras grandes como la adquisición de un auto o de una casa. Para lograrlo, casi nunca se cuenta con el dinero suficiente, por lo que terminan recurriendo al crédito.

La mayoría de personas sueña con comprar una casa y uno de los mayores impedimentos que encuentran es que los precios no son tan baratos como esperaban; sin embargo, ahora las estrategias están cambiando y una buena forma de obtener un departamento a un precio más cómodo es comprándolo antes de que termine su construcción, es decir, comprándolo cuando aún está en planos.

Uno de los consejos básicos para quienes desean adquirir una tarjeta de crédito es que verifiquen cuáles son los beneficios que les brindan las diferentes instituciones, para así elegir la que más les convenga.