Seguro automotriz obligatorio exhibe diferencias de precios de hasta 63%

Se prevé que un 40% de los usuarios adquirirá este año el SOAP mediante venta online, con valores entre $4.890 y $8.000
Seguro automotriz obligatorio exhibe diferencias de precios de hasta 63%

La fuerte competencia de las compañías aseguradoras, de las corredoras de seguros, de los bancos, las empresas del retail e incluso, de soportes de ventas online, ha llevado los precios del seguro automotriz obligatorio a niveles históricamente bajos.

Este año, el Seguro Obligatorio de Accidentes Personales (SOAP), que es el nombre oficial de este instrumento, se comercializa en valores que van desde los $4.890 hasta los $8.000 (para automóviles, station wagon y jeep), si se compra a través de internet y lo imprime el comprador.

Los precios tienen un recargo por despacho si se solicita el envío de la póliza a domicilio por correo tradicional, lo que en la práctica, no es necesario, puesto que la impresión del documento en una impresora doméstica tiene la misma validez legal.

Sin embargo, para aquellos que prefieren comprar la póliza preimpresa, que es la forma en que la adquirió el 65% de los usuarios el año pasado, los precios van desde los $8.000 y fácilmente superan los $10.000, dependiendo de la compañía de seguros.

Las proyecciones del mercado señalan, sin embargo, que este año un 40% de los usuarios comprará la póliza a través de internet, lo que constituye un ahorro de costos para las empresas, pero también mayor comodidad y ahorro de tiempo para el comprador.

Cotizar antes de comprar
Dada la gran diferencia de precios entre una compañía y otra, y puesto que el SOAP es un commodity, es decir, no tiene diferencias de cobertura entre una compañía y otra, ya que está definida por ley y estandarizada para todos, lo que se recomienda es cotizar antes de comprar.

En la venta de seguros online, las diferencias de precios pueden llegar hasta un 63% entre los SOAP más baratos (Seguros Falabella y Banchile Corredores de Seguros) que no superan los $5.000, y los más caros (Seguros Ripley, Mutual de Seguros de Chile y Liberty), cuyos valores están sobre los $6.500.

También se puede comprar a través de un portal de ventas, como Servipag, que no hace distinción de clientes y permite un pago expedito a través del cargo a la cuenta bancaria del comprador o a la tarjeta de crédito.

Algunos bancos y empresas del retail tienen ofertas especiales para clientes, lo que les permite rebajar hasta $1.500 del precio a público en general, donde el requisito es usar la tarjeta de crédito o de débito emitida por la entidad. Por ello es importante consultar los descuentos que los bancos y las casas comerciales ofrecen, aunque en tal caso es conveniente conocer también el recargo por interés y comisión de la respectiva tarjeta.

Otro beneficio es el pago del seguro a través del sistema de puntos que tienen algunos bancos y casas comerciales, lo que constituye un importante ahorro en un mes de grandes gastos.

En ese contexto, son de gran utilidad los portales de internet que ofrecen la comparación de precios de distintas compañías (aquellas con las que tienen convenio), donde además se puede realizar la compra vía Servipag o Webpay, es decir, con cargo a la cuenta corriente o a alguna tarjeta de crédito. En algunos casos, estos sitios tienen precios preferenciales. Entre ellos destacan www.comparaonline.com; y www.comparabien.com, entre otros.

Promociones
Un elemento diferenciador de los SOAP son las promociones que ofrecen las distintas compañías que los comercializan, como la posibilidad de participar en el sorteo de automóviles, bicicletas, televisores, set de camping o bencina gratis, entre otros productos. Incluso, una compañía promociona su seguro con el gancho de que con dicha compra se está colaborando con Coaniquem.

Algunas compañías también ofrecen asistencia telefónica en caso de accidente, lo que no es un gran valor agregado, puesto que las instrucciones para hacer efectivo el SOAP son bastante sencillas.

Cobertura
El SOAP es un seguro obligatorio establecido por Ley con un fin netamente social. Su objetivo es asegurar la atención, de manera inmediata e incondicional, de las víctimas de accidentes de tránsito que sufren lesiones corporales y muerte.

Éste cubre gastos médicos, quirúrgicos, farmacéuticos y hospitalarios de los lesionados, la incapacidad permanente total y parcial, la muerte, los gastos funerarios y los gastos de transporte y movilización de las víctimas, que pueden ser los ocupantes del vehículo asegurado, como los ocupantes de otros vehículos implicados en el accidente.