¿Sabes cómo llevas tus finanzas?: te damos 8 consejos

Es necesario tener un termómetro en casa, para tomarnos la temperatura y saber cómo está nuestra salud financiera.
¿Sabes cómo llevas tus finanzas?: te damos 8 consejos

Yo te pregunto ¿Cómo va tu salud financiera? ¿Realmente eres consciente de cómo llevas tus finanzas?
Para empezar a diagnosticar tú salud financiera, debes hacerte 5 preguntas:

1.- ¿Tengo un presupuesto definido en base a las metas que quiero lograr?
2.- ¿Mi familia y yo sabemos cómo administrar con responsabilidad nuestros gastos y deudas?
3.- ¿Mi familia y yo conocemos qué beneficios nos brinda el tener un programa de ahorro?
4.- ¿Mi familia y yo estamos protegidos financieramente ante cualquier evento de enfermedad, accidente o discapacitación?
5.- ¿Qué metas he logrado a lo largo de mi vida y cómo lo hice? ¿Lo puedo hacer mejor si lo planifico? ¿Debo involucrar a mi familia para formarlos en una cultura diferente?

Cuando respondas estas preguntas, estarás camino a tomar decisiones responsables y actuar para curar ese mal que te aqueja.
Aquí algunos tips para mejorar tu salud financiera:

1. REDUCE TUS GASTOS
Para recuperarte de los gastos excesivos, es importante que recortes al menos temporalmente todos los gastos innecesarios o los que aumenten el costo de los gastos indispensables. Si bien la alimentación es un gasto básico, evita consumir productos de lujo o comer frecuentemente en restaurantes.

2. PLANIFICA QUÉ HACER CON LOS INGRESOS EXTRAS
Planifica cómo ahorrar tus ingresos adicionales. Antes de gastarlo, debes saber lo que harás con ese dinero. Prioriza la estabilización de tus finanzas personales.

3. AHORRA EN LAS COMPRAS FRECUENTES
Utiliza estrategias para comprar solo lo indispensable. Busca sustitutos más baratos, comprar a granel o consume frutas y verduras de temporada. Debes aprovechar al máximo

4. INVOLUCRA A TODA TU FAMILIA
Al hacer el presupuesto del mes, incluye a los más pequeños de la casa. Explícales cómo pueden ahorrar en el consumo de servicios, como la electricidad, el agua o el teléfono y da incentivos no monetarios como stickers en la puerta de su habitación que feliciten la buena acción que hicieron. Si incentivas a tu familia a tener buenos hábitos de ahorro, estoy segura que te ayudaran a salir adelante en los momentos difíciles.

5. SÉ RESPONSABLE Y PAGA LAS DEUDAS MAS CARAS
Es importante que priorices las deudas pendientes, pero sobre todo las que pagas más interés. En caso de que estés al día, es una buena idea adelantar pagos para reducir los intereses y cuotas. Si se tiene problemas para cubrir las cuotas mensuales, lo más recomendable es hacer saber de tu situación a esa persona o entidad financiera, para buscar soluciones.

6. APRENDE DE TUS ERRORES, AUNQUE TE CAIGAS
Si este mes lo estás pasando con las justas, sea por haber gastado en exceso en meses de fiesta o feriados largos, por no pagar a tiempo, evita cometer el mismo error en el resto de los meses del año y toma mejores decisiones. Nunca es tarde para reflexionar.

7. DEDICA TIEMPO A TU EDUCACIÓN FINANCIERA
Aprende buenos hábitos financieros para tener un excelente año. Coloca frases motivadoras de las metas que quieres lograr, en sitios donde sean de fácil visibilidad, sino lo puedes hacer solo; pide ayuda entre los miembros de la familia.

8. PLANTEA METAS DE AHORRO
Ahorrar no es difícil. Organízate y ponte metas de ahorro simples. Eso te permitirá organizarte y reducir gastos, o pagar más rápido algunas deudas. Hacer este tipo de planes por escrito te permitirá tener mayor control de tu proyecto de ahorro para esos imprevistos.

No es fácil, no es rápido, pero es posible.