¡Ojo al comprar una casa! No te amarres a una hipoteca que no podrías pagar

La manera ideal para adquirir una propiedad es alquilar económicamente y ahorrar por unos años para comprar en efectivo.
¡Ojo al comprar una casa! No te amarres a una hipoteca que no podrías pagar

Una de las decisiones financieras más desastrosas es comprar una casa que posiblemente no podríamos pagar. Es como nadar con un ancla amarrada en el pescuezo. Mientras tenga la deuda de su casa, ella está en riesgo. Ya que, si por cualquier motivo no puede pagar su casa, el banco le embarga y usted pierde no sólo el techo sino todo el dinero que ha estado pagando, también la inicial y todas las mejoras que le haya hecho hasta ahora.

La manera ideal para comprar una casa es alquilar económicamente y ahorrar por unos años para comprar en efectivo. Yo sé que todos siempre quieren tener su casa, pero esta es la manera menos riesgosa para comprarla.
Usted debe seriamente preguntarse si su ingreso puede soportar el pago de la casa.

Es muy interesante como la mayoría de la gente cuando quieren comprar una casa se traslada a un mundo de fantasía donde tienen una fuente en el patio que fluye ingresos ilimitados. Todos queremos una casa grande, lujosa, en una buena vecindad. Pero el peligro se triplica cuando se fija más en el deseo de tener una casa que en lo que puede pagar por ella. Esto causa que termine con un ancla que lo ahoga.

Aunque no esté sumergido en agua, es sofocante tener un pago grande de casa. Además, cuando compra una casa muy costosa, como no hay ahorros, cualquier gasto de emergencia se vuelve una tragedia y termina endeudándose más y más.

Por ello lo primero que tiene que hacer es:

  1. Salir de las deudas y ahorrar un fondo de emergencia de tres a seis meses de gastos para protegerse de las patadas que da la vida.
  2. Si se va a "hipotecar" el pago de la casa no debe ser más del 25% de su ingreso mensual neto a no más de 15 años. Esto le permitirá ahorrar para su jubilación.
  3. Los bienes raíces son una excelente compra y una buena inversión, pero se trata de mantenerse a flote y evitar decisiones que le puede ahogar.
  4. No vaya a ver casas si no está preparado para comprar.
  5. No me malinterprete yo quiero que tenga una casa, lo que no quiero es que la casa lo tenga a usted.
  6. Para más información, visite el sitio Comparabien.cl