Hasta 80 días puede demorar, en promedio, cambiar crédito hipotecario de un banco a otro

Intermediarios de préstamos afirman que medidas del regulador para apurar cambios no han tenido efectos significativos en los tiempos del proceso.
Hasta 80 días puede demorar, en promedio, cambiar crédito hipotecario de un banco a otro

Los tiempos que demora un cliente en cambiar un producto de un banco a otro y que involucran el traspaso de una deuda se mantienen, dicen expertos. Mientras, en el caso de un crédito de consumo puede tardar, en promedio, entre tres y diez días en traspasarse de una entidad a otra, en un préstamo hipotecario, la demora puede llegar a casi tres meses: entre 72 y 80 días, en promedio.

El desglose es el siguiente: 15 días desde la solicitud a la aprobación del crédito. Otros 25 días para el cierre de escritura, estudio de títulos y tasación; y entre 30 y 60 días para el alzamiento de escritura o hipoteca, e inscripción en el Conservador de Bienes Raíces, según detalla el gerente general de la firma intermediaria de préstamos Creditaria, Antonio Latorre.

En Credicorp -otra firma intermediaria de créditos-, el gerente general, Jaime Bulnes, precisa que hay diferencias por institución. "Por lo general los bancos grandes, que tienen áreas hipotecarias importantes, son más demorosos que los chicos, que son más segmentados. También están las hipotecarias, que son más parecidos a los bancos chicos, o sea más rápidos".

El punto crítico de la demora está en la inscripción en el Conservador de Bienes Raíces (CBR) con el alzamiento de hipoteca previa. Según una encuesta de la Cámara Chilena de la Construcción a 87 inmobiliarias, este es uno de los tres trámites peor evaluados entre otros siete -demorando incluso hasta 120 días-, lo que fue considerado por el 45% de los consultados como "excesivo". Le sigue la "inscripción de dominio completo", con hasta 90 días.

Medidas del regulador

Para acelerar los cambios, la Superintendencia de Bancos ajustó la norma en 2012, potenciando la información a los clientes y definiendo plazos que, hasta ese minuto, dependían solo de la gestión del banco. Uno de ellos fue el alzamiento de hipoteca, que hoy se debe hacer en 15 días hábiles desde la aceptación de la carta de resguardo o desde que se liquida la deuda anterior.

Sin embargo, para Latorre "los cambios han sido solo cosméticos" y "no han tenido efectos significativos". Según el experto, mejorar el CBR es clave, aunque "el grueso de este trámite radica en la gestión bancaria del alzamiento de las hipotecas previas, procesos muy lentos de hasta 60 días".

En la Asociación de Bancos aseguran que el sector está cumpliendo los plazos de acuerdo con la ley y recuerda que en estos procesos convergen "tanto el derecho del consumidor de terminar el contrato, como su deber de extinguir las obligaciones de pago, lo que es determinante para los plazos".

Por su parte, el ex superintendente de Bancos Ernesto Livacic agrega que industria y regulador enfrentan el desafío impuesto por el boom inmobiliario y la sobrecarga del sistema.

Para resolverlo, dice, se debe desincentivar a los bancos a demorar los procesos, lo que se puede lograr imponiendo a la entidad financiera de origen igualar la oferta del nuevo prestador, si sobrepasa un plazo determinado reteniendo al cliente.

Otra medida puede ser una Central de Garantías, proyecto que fue discutido por el Parlamento, pero que no llegó a fin. Un buen ejemplo en esta materia, según afirma, es lo que han hecho las Sociedades de Garantías Recíprocas con las pymes, agrega Livacic.