Cuidado con los gastos hormiga

Si tiene la costumbre de comprarse un sándwich y un café todas las mañanas o se le hace más fácil comprar la oferta de la bebida más la galleta cada vez que echa bencina a su auto; esas migajas podrían estancar el proceso para salir de las deudas y robarle el dinero que puede estar ahorrando.
Cuidado con los gastos hormiga

Yo siempre le digo a todo el que es capaz de escucharme, que la paz financiera no llega por cuánto ganas sino por cómo se administra.

Muchos piensan si solo ganara un poquito más todo estuviera bien. La gente que han dicho eso en el pasado es muy probable que hoy en día estén ganando más pero continúan sobreviviendo de salario tras salario. Uno de los ladrones de la paz financiera son los gastos hormiga.

Las hormigas pueden juntar una montaña de comida que puede alimentar todo una colonia de miles de hormigas durante meses. Las hormigas juntan ese monto de comida de migajas en migajas.

De la misma manera en vez de juntar una montaña de dinero para la jubilación, los gastos hormiga acaban con la paz financiera. Si tiene la costumbre de comprarse un sándwich y un café todas las mañanas, o tal vez una gaseosa a media mañana o se le hace más fácil comprar la oferta de la bebida de frutas más la galleta cada vez que echa bencina a su auto; esas migajas podrían estancar el proceso para salir de las deudas y robarle el dinero que puede estar ahorrando para la educación de sus hijos.

No me malinterprete, no se trata de ponerle límites, sino de hacerle concientizar lo que verdaderamente está pasando. Lo clave es volverse una persona intencional con el dinero. Las hormigas están entrando a su billetera y ese agujero que hicieron en su bolsillo le está costando más de lo que se da cuenta. Para cambiar la dirección y hacer que las hormigas depositen esas migajas en el banco en vez de un hoyo negro, es con un presupuesto. Una vez más no se trata de quitarle el cafecito o el refresco, se trata de ser intencional y tener un plan. Si es importante póngalo en el presupuesto pero abre sus ojos y tome control de su dinero porque de otra manera las hormigas le van a robar su presente y su futuro de migajas en migajas.

Para más información, visite el sitio Comparabien.cl.