Consejos para evitar fraudes comerciales

Ante los fraudes o estafas de quienes hacen del engaño su negocio, los expertos recomiendan prevenir con información. Revise estos consejos y sepa cuáles son sus derechos:
Consejos para evitar fraudes comerciales

Recomendaciones generales para evitar fraudes
Nunca entregue información personal de la que se pueda hacer mal uso.
Tome en cuenta que una empresa de la que usted sea cliente, tendrá sus datos y no necesitará solicitarlos.
No crea aquellas ofertas que se muestran como “demasiado buenas como para ser ciertas”.
No trate con nadie que no quiera dar el nombre, dirección y número de teléfono de la empresa. Usted tiene derecho a solicitar toda la información que le permita estar tranquilo.
No deje que lo apuren. No firme nada que no haya leído y entendido claramente.
Exija que las promesas por escrito para que las palabras no se las lleve el viento.

Recomendaciones específicas para evitar fraudes
Clonaciones de tarjetas
Cuide la privacidad de su clave secreta y nunca la de a conocer.
No pierda de vista su tarjeta.
Entre solo a los cajeros automáticos.
Guarde la tarjeta y el dinero antes de salir de un cajero automático.
Revise su saldo y si detecta un consumo que no realizó, notifíquelo a su banco de inmediato.
Cuide sus datos personales. Así como no entregaría las llaves de su casa a un extraño, no debe entregar datos de los que se pueda hacer mal uso.

Phishing o estafas por email
Si recibe correos electrónicos supuestamente enviados desde instituciones como bancos o multitiendas solicitando información personal, claves o números de cuenta, no los responda ni haga clic en los vínculos.
Las empresas que operan legítimamente no solicitan este tipo de información vía email.
Asimismo, los bancos, las compañías comerciales y las instituciones en general tienen la responsabilidad de extremar las medidas de seguridad e informar a sus clientes la ocurrencia de estos delitos, recomendar medidas de prevención y aclarar los procedimientos de comunicación válidos para que no sean víctimas de estos fraudes.

Compras en Internet
Los ciberconsumidores deben saber que los sitios donde se realizan transacciones en Internet deben tener la Identificación del proveedor (domicilio, teléfono, fax y correo electrónico) para la aclaración de dudas o presentación de reclamos.
La publicidad debe ser real y veraz en relación a las características de los productos.

Estafas telefónicas
Este tipo de estafa es la nueva modalidad del “cuento del tío” y sólo funciona si se deja engañar. Ningún premio gratis puede exigir que compre tarjetas telefónicas, productos de distinto tipo o entregar sus claves.
Si recibe una llamada o mensaje que solicite estos datos para concursar por un premio millonario u otro beneficio, cuelgue la llamada y notifique a su compañía el número del teléfono que intentó la estafa.

Productos milagro
Los denominados productos “milagro” se caracterizan por la publicidad con promesas “demasiado buenas para ser verdad”. Por ejemplo, hacerlo bajar de peso sin ningún esfuerzo físico.
Sea crítico con la publicidad y no se deje llevar por mensajes demasiado buenos para ser verdad.

Robo de documentos
Las empresas tienen la obligación de comprobar la identidad de la persona que está utilizando una determinada tarjeta de crédito y tomar todos los resguardos necesarios para evitar fraudes, aunque el consumidor no haya bloqueado los documentos.
Esto significa que el vendedor debe contrastar la firma con el voucher, solicitar el carnet de identidad y corroborar que la fotografía corresponda, etc.
Si, pese al aviso, se le cobra al consumidor una compra o pago realizado con posterioridad, será la empresa quien deberá probar que, efectivamente, fue el cliente quien realizó dicha transacción.
Las empresas emisoras de tarjetas tienen, además, la obligación de mantener sistemas de comunicación con sus clientes para estos efectos, las 24 horas y de forma gratuita.