Cómo elaborar un presupuesto de manera rápida y sencilla

Crear un presupuesto permite tener cierta proyección sobre nuestro estado financiero, saber qué meses se tendrá más dinero disponible y qué meses habrá que ajustar un poco los gastos
Cómo elaborar un presupuesto de manera rápida y sencilla

Cuando no tenemos control sobre nuestros gastos, estar cortos de dinero o dejar de comprar algo importante para pagar alguna deuda igual de importante, se vuelve una situación común. Es por eso que lo recomendable es que cada persona -o familia- elabore un presupuesto que le permita organizar tanto el dinero que entra como el que sale.

Crear un presupuesto permite tener cierta proyección sobre nuestro estado financiero, saber qué meses se tendrá más dinero disponible -y estaremos en la situación de comprar esa TV que tanto queremos o de realizar el pago final de la deuda que tenemos pendiente- y qué meses habrá que ajustar un poco los gastos.

A continuación, una serie de consejos que serán de utilidad al momento de elaborar tu presupuesto:

► CONOCE TUS GASTOS:
Es importante que cada persona reconozca cómo gasta su dinero. Probablemente no seas consciente de que cierta parte de tu sueldo se va en antojos o que cada mes la cantidad de dinero que gastas en el salón de belleza está aumentando.

► ESTABLECE PRIORIDADES:
Haz una lista donde anotes los gastos necesarios -absolutamente- y los opcionales. En los primeros se encontrarán el pago del alquiler o servicios, pago a los bancos, alimentación, entre otros. En los opcionales podremos ubicar las salidas a comer, gastos de ropa, compras de artefactos, etc.

► CONOCE TUS CONDICIONES FINANCIERAS:
En caso de tener deudas, tienes que asegurarte de conocer las tasas de interés, fechas de pago, plazos, entre otros.

► INCLUYE UN MONTO DE AHORRO:
Algunos lo llaman “colchón” pero como sea que lo llames, es bastante útil destinar cierto monto de tus ingresos a la cuenta de ahorros, ya sea con un propósito específico o para tenerlo en caso de alguna emergencia. Cuenta este monto como si fuera un gasto más, así te asegurarás de no gastarlo al llegar a fin de mes.

► RECUERDA QUE NO ES FIJO:
La mayoría de personas no recibe la misma cantidad de dinero todos los meses (algunas fechas hay mayores ingresos debido a bonos o gratificaciones) y esta variación debe estar incluida, por lo que el presupuesto no será siempre el mismo. Por eso también se recomienda que tu presupuesto sea anual y no sólo de un par de meses.

Una vez que tengamos toda la información previa, podremos organizar una lista de nuestros ingresos y otra de nuestros egresos. A continuación, sumaremos las cantidades y obtendremos los dos totales para saber cuál es nuestra situación financiera.

CON EL PRESUPUESTO LISTO
Este es el momento clave al establecer control sobre nuestros gastos. Si el presupuesto está en verde, es decir, tienes un excedente tras haber contado todos los gastos, ¡en buena hora! Asegúrate de tener ese documento no solo en tu agenda personal, sino también en algún lugar de tu casa que te permita recordar cómo debes distribuir tu dinero.

Por otro lado, si nuestro presupuesto arroja que nuestros gastos son mayores a nuestros ingresos, es una clara señal de que debemos hacer cambios.