Cómo Chile trata de convertirse en el imán de los emprendedores de América Latina

Hub para las StarTups. Entidades públicas como la Corfo, organizaciones gremiales, ONGs y las universidades están en acuerdo implícito por convertir a nuestro país en un verdadero polo de start-ups y Capitales. La razón: ser la plataforma de negocios para la región.
Cómo Chile trata de convertirse en el imán de los emprendedores de América Latina

"Nos llamó mucho la atención el gran incentivo al emprendimiento que estaba sucediendo en Chile. Presentamos nuestra idea y nos ganamos un fondo para expandir el negocio. En Perú era imposible hacer algo así". El testimonio es de Alfredo Ramírez, fundador y CEO de la empresa peruana Comparabien.com
Según el Startup Ecosystem Report, desarrollado por StartUp Genome, Santiago es la ciudad N°20 del mundo entre las mejores como escenario para el emprendimiento, . El informe mide ocho criterios: producción de start-ups, financiamiento, desempeño, mentalidad emprendedora, creación de tendencias, apoyo, talento y diferenciación.
Según el informe del Global Entrepreneurship Monitor (GEM), liderado por la Universidad del Desarrollo, Chile tiene la tasa de emprendimiento más alta del mundo. La investigación detalla que los chilenos de entre 18 y 64 años que poseen un negocio que no supera los 3,5 años, representan el 23,4% de la población económicamente activa. Eso triplica los niveles promedio de los países de la OCDE.
La cifras son un signo más de un ecosistema que se ha ido generando hace varios años. El objetivo del gobierno, el sector privado, organizaciones y universidades es convertir a Chile en un verdadero foco del emprendimiento en Latinoamérica.

LAS CUALIDADES
Pero ¿Cuáles son los pasos que está dando nuestro país para lograrlo?
En primer lugar no se puede dejar de lado uno de los apalancadores más importantes: el programa Start-Up Chile de Corfo. A la fecha, se han efectuado ocho llamados, con postulaciones de 8.565 emprendedores, provenientes de 112 países, de los cuales se han seleccionado 663 proyectos de 63 naciones. La iniciativa ya logró atraer más de 1.300 emprendedores al programa ( 21% son chilenos) y está adportas de cumplir la meta de 1.000 proyectos en 2014.
"Chile está hoy en una encrucijada histórica. Tenemos un ingreso per-cápita bordeando los US$20 mil y un sueño de superar la pobreza. Si miramos a los países que alguna vez estuvieron en nuestra posición, lograron convertirse en desarrollados haciendo que las ganancias de su productividad fueran el motor de crecimiento, alimentadas por un espíritu de innovación y emprendimiento", indica Hernán Cheyre, vicepresidente ejecutivo de Corfo.
En cuanto al origen de los emprendedores, el 39% son de América del Sur y el 28% de América del Norte.
Pero mirando desde una perspectiva histórica, las primeras entidades que comenzaron a visualizar el emprendimiento en Chile fueron las universidades, mediante la creación de incubadoras, cuyo financiamiento proviene en gran parte de Corfo.
"Hemos logrado crear un verdadero modelo que no existe en otro país de América Latina. Y en ese aspecto las universidades hemos sido grandes actores", comenta Jaime Arnaiz, gerente general del Instituto 3IE, dependiente de la Universidad Técnica Federico Santa María.
Grandes multinacionales como 3M y Google han decidido invertir en instalaciones de clase mundial en nuestro país. "Hay un excelente marco para emprender en Chile y un cambio de actitud al respecto. Esto se suma a las condiciones económicas favorables y a las certezas de una institucionalidad creíble. Cosas que parecen obvias, pero que en la mayoría de la región no lo son", comenta Jim Ballantine, gerente de desarrollo de negocios de Google de Cono Sur. La empresa californiana está construyendo un gran datacenter en la comuna de Quilicura.
"Cuando un inversionista quiere entrar a Asia, mira a China. Pero para llegar a ella, parte por un país más pequeño que le sirva de plataforma, como Singapur. Cuando mira a América Latina, quiere llegar a Brasil o México. Y la idea es que Chile sea el país plataforma para entrar a la región. Debemos ser el Singapur de Latinoamérica", agrega Cheyre.

LOS PROBLEMAS
Sin embargo, lo peor en esta etapa es caer en un optimismo ciego. Aún falta bastante para asomarnos a lo que han logrado regiones como Silicon Valley. Y según los expertos, la principal razón es la educación.
Hace unas semanas, el Consejo Nacional de la Innovación para la Competitividad (CNIC) entregó al Presidente Sebastián Piñera un informe de más de 100 páginas titulado "Orientaciones Estratégicas para la Innovación. Surfeando hacia el futuro: Chile en el horizonte 2025". Según el texto, para lograr fomentar la innovación, los chilenos tienen un desafío cultural, ya que somos "apegados a las certezas y reticentes a los cambios".
Y uno de los consejos de esta entidad es mejorar la educación. "El mundo en el que están inmersos nuestros jóvenes va en una dirección, mientras la enseñanza va en otra. Porque mientras vivimos en un mundo en permanente cambio que requiere estar preparados para la aventura, la enseñanza sigue encerrada en la ilusión del control y la predicción basadas en el conocimiento."
Si bien el informe del CNIC es más que nada una carta de navegación para reflexionar, el tema formativo es la espina que le duele a todos los que piensan en Chile como país hub del emprendimiento.
"Faltan una serie de especialidades en Chile, principalmente ingenieros. También hay una carencia en la formación de habilidades blandas y gestión de negocios. Nos falta más masa crítica de profesionales preparados para una nueva realidad", comenta Arnaiz, de la USM.
De hecho, según Informe de Competitividad Mundial 2013-2014 elaborado por el Foro Económico Mundial y entregado esta semana, Chile sigue siendo líder en América Latina. Pero su gran punto negro es la calidad del sistema educacional (puesto N°74), especialmente en matemáticas (N°107)
Por otro lado, el otro gran desafío como país es lograr atraer a grandes capitales y fondos de inversión.

"Estamos realizando esfuerzos importantes para lograr atraer a capitales mayores. El 2013 aprobamos 6 nuevos fondos de inversión. Tres de ellos traen inversionistas extranjeros, lo cual no ocurría antes", comenta el vicepresidente ejecutivo de Corfo.
"Se ha trabajado mucho para traer capitales de riesgo, pero aún estamos débiles en ése aspecto. Ése es el próximo cambio paradigmático que debemos hacer. Incluso, hay grandes capitales en Chile, pero aún se ve a las start-ups como algo riesgoso. Como empresarios aficionados," agrega el gerente general de Instituto 3IE.
Y justamente casos como el de la empresa peruana Comparabien.com van en el camino hacia este segundo tipo de inversionstas. "Haber participado de los programas chilenos nos abrió una gran red mundial. De hecho, logramos conseguir cerrar una ronda de inversión de medio millón de dólares con capitales en Inglaterra. Ahora estamos en cuatro países y estamos a punto de abrir en México", dice Alfredo Ramírez, fundador y CEO de la empresa peruana Comparabien.com.