Alza de Bencinas: 5 Formas de ahorrar en tiempos de "masacre" al bolsillo

Una de las preocupaciones más recurrentes para los automovilistas son las constantes alzas en el precio del combustible, donde se está desarrollando una literal "masacre" a los bolsillos que se consumaría simbólicamente cuando el litro de las bencinas llegue a $1.000.
Alza de Bencinas: 5 Formas de ahorrar en tiempos de "masacre" al bolsillo

Ante este escenario, el gerente de la División Automotriz de Salfa, Mario Villalobos, entrega algunos tips indispensables que le permitirán estar preparado y ahorrar en gasolina al momento de usar su automóvil, pues es una de las opciones inmediatas para amortiguar el gasto de combustible.

CONSEJOS
• Considerar peso del vehículo: Tener en cuenta que el consumo de combustible depende principalmente del peso del mismo auto más que del tamaño del motor que posee. Si nos movilizamos en una SUV (Todo Terreno) o camioneta grande, no sólo nos debemos fijar en el tamaño y tecnología del motor, sino que principalmente en el peso del vehículo. A mayor peso, mayor será el gasto de gasolina, para aceleraciones y velocidades similares.
Sin embargo, también hay que tener en cuenta la cantidad de pasajeros a bordo. Si llena de pasajeros su vehículo o lo carga en forma importante, se consumirá más combustible que un auto en el que viaja una sola persona, ya que también demandará mayor gasto de energía.

OJO CON LA CONDUCCIÓN
• Evitar aceleraciones bruscas: Si se minimizan las aceleraciones bruscas y se logra la velocidad requerida pausadamente, el auto necesitará menos combustible que si se pisa el acelerador fuertemente y hace que el vehículo adquiera velocidad en un corto tiempo, sobre todo en tramos cortos. De no cumplir con esta conducta, no sólo gastara combustible, sino que también se deteriorarán los mecanismos y frenos del vehículo, con los riesgos y costos que eso conlleva.

• Adecuada presión de aire de los neumáticos: Es importante tomar en cuenta que el vehículo se hace más liviano de mover en la medida que tiene la presión adecuada en los neumáticos. Si se disminuye la presión de estos, al vehículo le costará más rodar, por lo tanto el motor gastará más combustible y energía para moverse.
Por el contrario, cuando los neumáticos están bien inflados, el gasto disminuye considerablemente, aunque la presión ideal es la recomendada por el fabricante del vehículo y/o neumáticos instalados. La recomendación no sólo es para ahorrar combustible, sino que para evitar desgastes irregulares en los neumáticos, pérdida de control del vehículo, eventuales desgastes de partes de la suspensión, evitar accidentes, entre otras razones.

• Utilizar marchas largas y continuas: Privilegiar rutas que permitan mantener una velocidad constante evitando tener que pasar marchas en forma frecuente, como ocurre en tráficos urbanos y tacos. Incluso si esto implica recorrer mayor cantidad de kilómetros, el ahorro será importante y la conducción más agradable.

• Aire Acondicionado: Su utilización agrega una carga adicional al motor que en algunos casos, especialmente en vehículos con motores pequeños, puede sumar un consumo adicional y significativo en relación a su consumo total.

MITO DEL VIDRIO CERRADO
Junto con estas recomendaciones, Villalobos hace hincapié en algunos factores que los automovilistas consideran perjudiciales, pero que no serían tan determinantes en el ahorro real y en muchos casos inaplicables, como el conducir con los vidrios cerrados.
“Si bien el conducir con las ventanas abiertas tiende a sumar exigencias al motor a velocidades mayores, al igual que el portalón del pick up en camionetas, en la práctica no repercutirán de manera tan significativa en el ahorro o gasto de gasolina”, explica.