Blog de Consejos

El mundo de las finanzas puede parecer complicado si recién estás empezando a involucrarte en él, y es en este momento que es importante tomar las decisiones adecuadas para evitar caer en los errores más comunes.

Buscar reducir costos de sus deudas siempre es una buena opción y en el caso de las hipotecas, sucede lo mismo. Se trata de una deuda que estará pagando por muchos años, por lo que es normal que luego de cierto tiempo pueda ver que las tasas de interés han bajado o que alguna entidad financiera le está ofreciendo un mejor trato.

Si bien muchos sueñan con adquirir una casa propia para pasar sus años en ella, hay otras personas que ven la adquisición de un inmueble como una oportunidad para generar mayores ingresos. Pero, ¿cómo puede eso dar resultado si comprar una vivienda es un gasto bastante elevado?

Aunque muchos no lo crean, una de las principales fuentes de ahorro se encuentra en nuestro hogar. Una factura elevada de agua, luz y teléfono, es algo que sí o sí tenemos que pagar si queremos seguir contando con el servicio, por lo que lograr que el recibo venga por algunos soles menos es algo que nuestro bolsillo agradecerá.

En el país, la mayoría de las compras de viviendas son financiadas con un crédito. Rara vez se da el caso de que alguien pague al contado por un inmueble, ya que los precios son elevados. Por el contrario, es común que la gente adquiera todo tipo de créditos de vivienda para sortear esta compra y tratar de llevarla junto a sus finanzas.

- Olvide el financiamiento a largo plazo
Al usar la tarjeta, descarte las compras financiadas en más de 6 cuotas, ya que en realidad generan más una pérdida que una ganancia, ya que tendrá que pagar más intereses por ese gasto. Lo ideal es que cancele sus compras en el plazo mínimo.

Cuando uno adquiere un crédito de vivienda, lo hace pensando en la estabilidad actual de sus ingresos, confiando en que se mantendrán así durante un tiempo determinado, ya que el compromiso que se asume no dura un año, sino que se extiende hasta más de una década.

Si ha llegado el momento de solicitar un dinero extra para cumplir los planes que tiene pendientes, no hay por qué tener miedo. Y es que el crédito, utilizado de forma correcta, se convierte en un gran aliado para alcanzar nuestros objetivos.

Si la compra de vivienda es tan importante como siempre se menciona, se debe tener en claro que cometer algunos errores en el proceso de adquirir una puede salirle muy caro. Y es que no se trata de algo que terminará de pagar en un par de meses; por el contrario, la mayoría de familias terminan pagando su crédito durante dos décadas.

Saber decir “no” es algo difícil de aprender para muchos, sobre todo si se trata de negarse a sí mismo ciertos gastos.