Blog de Consejos

Es cierto, un crédito hipotecario es algo grande. Vas a comprar tu nuevo hogar, el terreno para construirlo o realizar modificaciones para que quede como nuevo y eso demanda una inversión considerablemente grande. No es lo mismo comprar un vestido nuevo que un apartamento.

Algo que algunas personas olvidan y que suele meterlos en problemas al cumplir el sueño por adquirir una vivienda son los gastos adicionales que vienen con ella. ¿Gastos adicionales? ¿Es que hay que pagar algo además del precio del inmueble? La respuesta es sí.

Tener una tarjeta de crédito es cada vez algo más común, no solo entre adultos con familias, sino también entre jóvenes trabajadores. Otra cosa que ocurre cada vez más son las llamadas u ofrecimientos presenciales para adquirir una nueva tarjeta que, aparentemente, tiene todo lo que necesitas y siempre necesitaste.

Los depósitos a plazo se han convertido en una de las formas de inversión más populares, ya que son seguras y no los arriesgan a sufrir pérdidas. Además, no se necesita ser un experto en finanzas para abrir uno.

Conseguir un hogar propio es, en pleno 2019, uno de los sueños de muchos chilenos que quieren dejar el arriendo atrás. Para lograrlo, es necesario tener un plan y seguir algunos pasos. Contrario a lo que muchos piensan, este proceso no tiene por qué ser tan complicado, pero sí es importante que tengas claro algunos puntos básicos para empezar.

Vicki Robin, experta en finanzas y autora del best seller Your Money or Your Life: 9 Steps to Transforming Your Relationship with Money and Achieving Financial Independence (Su dinero o su vida: nueve etapas para transformar tu relación con el dinero y lograr la independencia financiera), título que ha sido relanzado en más de tres oportunidades por su éxito rotundo, propone algunos consejos bá

Las tarjetas de crédito pueden parecer un paraíso en la tierra para muchos, pero es fácil que se conviertan en una pesadilla si el dueño no se controla ni sabe cómo distribuir su presupuesto. Cuando las compras se acumulan y sobrepasan nuestra capacidad de pago es que caemos en mora y perjudicamos nuestro historial crediticio.

Las dinámicas de las tarjetas de crédito pueden ser confusas si no nos informamos lo necesario y uno de los puntos que suele confundir a la gente, tiene que ver con el pago mínimo. Mes tras mes, te llega el estado de cuenta de tu tarjeta de crédito y junto a la cantidad total a pagar, aparece también un número más pequeño. Se trata del monto del pago mínimo.

Salir de vacaciones es uno de los momentos más satisfactorios para los trabajadores, especialmente si hay un viaje de por medio. Salir de la rutina y liberar el estrés conociendo un lugar nuevo permite que vuelvas al trabajo con las energías recargadas y listo para innovar.

La tarjeta de crédito no es mala, simplemente hay que entender cómo usarla. Lo mismo pasa con las deudas, no son malas, pero el sobreendeudamiento sí. Para lograr llevar una vida crediticia en paz es necesario tener claros algunos criterios en cuanto a su plástico.