Quiero comprar una vivienda, ¿en cuánto tiempo podré lograrlo?

Enviado por Equipo Comparabien el Lun, 16/09/2019 - 12:50
La compra de un inmueble es una de las adquisiciones más importantes en la vida, por eso es necesario tener toda la información para empezar con el pie derecho.

En Chile, el sueño de la vivienda propia sigue bastante vivo y no solo para quienes ya tienen una familia, sino también para muchos millennials que piensan en comprar un apartamento para así contar con una propiedad a la que puedan recurrir en el futuro.

Ahora, si se trata de una compra tan importante, ¿cuánto tiempo nos tomaría consolidarla? Debemos considerar desde el momento en que comenzamos a elegir la vivienda ideal, ya sea una casa o un apartamento, hasta que solicitas el financiamiento y este es aprobado, pasando por el plazo que elegiste para el crédito hipotecario. Algunos estudios muestran que, así como hay personas que realizan la compra en apenas dos meses, hay otros a los que les puede tomar entre uno o dos años.

Pero, ¿cuáles son las etapas que no debes pasar por alto y cuánto demora cada una?

La búsqueda
Este punto puede parecer superficial, pero no lo es. Como ya mencionamos, la compra de una vivienda es importante, entonces debes tomarte el tiempo necesario para encontrar una que se adecúe a tus necesidades, tus actividades y que cuente con el espacio que necesitas. ¿Vale la pena comprar pensando a futuro? Totalmente, pero sin exagerar. Piensa en tus necesidades actuales y en las de los próximos años, después de todo, aún estarás pagándola. Teniendo eso en cuenta, evalúa: precio, características y la ubicación.

Esta búsqueda podría tomarte un par de meses, y no tiene nada de malo. Más que apurarte, es necesario que busques con cuidado y consideres también las opciones “en planos”, es decir, las que aún no son construidas, ya que pueden representar una alternativa más barata.

El financiamiento y la elección del crédito
La mayoría de personas busca financiar esta compra con un crédito hipotecario. Es la alternativa más básica, antigua y fácil. Una vez que tienes en mente cuál será la vivienda que comprarás, es momento de escoger el financiamiento adecuado. Entonces, si se trata de un crédito hipotecario, el primer paso será: comparar las tasas de interés, los plazos que se ofrecen, los costos adicionales (comisiones y seguros), y así decidir.

Para esto necesitas tener en mente cuánto puedes pagar; es decir, el paso previo será organizar tus ingresos para saber cuánto tienes disponible a modo de cuota mensual y cuota inicial. Todo eso, desde la organización de tu presupuesto hasta la búsqueda del crédito ideal podría tomarte desde unos días hasta un par de semanas. Lo importante es que compares las alternativas y no te quedes con la primera opción que aparezca.

Crédito hipotecario
Uno de los puntos más importantes es el plazo al que solicitarás el crédito hipotecario. Los expertos aconsejan que, si te tomará más de 15 años pagar por ella, entonces estás apuntando muy alto, es decir, esa vivienda podría estar fuera de tu alcance. Lo ideal es que puedas cancelarla como máximo en ese plazo para evitar que se generen tantos intereses. Si financias la vivienda en 30 años, verás que la cantidad que pagarás por el crédito será mucho mayor, dinero que fácilmente podrías haber destinado para otra cosa.

Sin embargo, la decisión final es tuya, y si el inmueble que buscas requiere de un financiamiento mayor, recuerda que puedes optar por más años para hacerlo.

Proceso de selección
El proceso de solicitud al banco también puede tomar algunas semanas, ya que será necesario presentar los documentos exigidos y pasar la evaluación crediticia, así como que se haga un estudio del inmueble que planeas adquirir. Además, habrá que tener lista la cuota inicial que debes dar por la vivienda y una vez que esté todo aprobado, solo debes esperar por el desembolso del dinero y la compra. Mientras más preciso seas con la lista de requisitos, es más probable que la evaluación se realice en un corto tiempo; ayuda también si tu historial crediticio está limpio, es decir, si has sido un buen cliente y te has mantenido al día con tus deudas anteriores.

Firma de escrituras y documentos
El último paso tiene que ver con la firma de documentos y pago de impuestos. Para esto se recomienda separar un 5% del valor de la vivienda. Lo más probable es que esto pueda tomarte algunos días más. Pero es prácticamente el último paso para poder decir que ¡ya tienes una vivienda propia!

Johanna Bernuy | Periodista y blogger

Comentarios