¿Quieres financiar tus estudios de posgrado? Guía con todo lo que debes saber al respecto

Enviado por Equipo Comparabien el Sáb, 13/07/2019 - 18:49

Hoy por hoy, terminar una carrera profesional se ha convertido solo en el primer paso, pero luego muchos se preguntan qué es lo que sigue, ya que en el mundo competitivo en el que nos encontramos, siempre hay oportunidades de seguir aprendiendo.

Es en ese punto que comenzamos a pensar en los estudios de posgrado. Las populares maestrías se han convertido en una de las metas más recurrentes de los millennials, pues les permiten acceder a mejores posiciones laborales y salarios más altos. Tienen la opción de estudiarlas dentro del país o en el extranjero, en programas especializados dependiendo de la rama que elijan. Muchas de ellas incluso incluyen un viaje al extranjero, donde los estudiantes pasan una o dos semanas en algún país elegido para complementar sus estudios u obtener más conocimientos.

Con todo eso, es lógico que los costos no sean de lo más cómodos y que al hacer los cálculos, muchos piensen que se trata de un sueño imposible, pues comprueban que los números en algunas entidades suelen estar por las nubes.

Pero, ¿será que de verdad debes dejar atrás esa meta o existen opciones para lograr estudiar la maestría que buscas? Algo para recordar es que ¡siempre hay opciones! Y en el caso de las maestrías, hay algunas alternativas a las que puedes recurrir para reducir el precio a pagar, y, además, obtener el financiamiento que necesitas.

¿Cómo lograr que sea más barata?
Muchas de las entidades educativas ofrecen facilidades para sus futuros estudiantes de posgrado. Entre ellas, se presenta la oportunidad de solicitar descuentos socioeconómicos, por lo que puedes conversar para evaluar las cuotas que se te asignan. El descuento que te otorguen dependerá exclusivamente de la entidad.

Por otro lado, también permiten acceder a descuentos a quienes obtienen las notas más altas del grupo. Además, también es común que se dé la opción de acceder a un descuento por pronto pago, es decir, por inscribirse con anticipación, así como por cancelar todo el programa al contado. En este último caso, dependiendo del valor de la maestría puedes acceder a un porcentaje interesante de descuento.

¿Cómo financiarla?
El financiamiento es, quizás, la parte más importante al decidir llevar una maestría. Y es que si no cuentas con el dinero necesario para hacerlo, ¿cómo podrás inscribirte? En primer lugar, algo que debes considerar son las becas. Puede parecer imposible acceder a alguna, pero existen muchísimas convocatorias de becas a través de diferentes organizaciones, tanto a nivel nacional como internacional.

Quizás la postulación no sea la más fácil de todas, pero obtener el financiamiento de un programa de posgrado es algo que muchísimas personas alrededor del mundo desean, por lo que vale la pena intentarlo.

Por otro lado, una de las opciones más exploradas es la solicitud de un crédito con fines educativos. Hay entidades financieras como bancos que tienen créditos especialmente diseñados para cubrir los costos de los estudios profesionales o de posgrado, y ofrecen diferentes facilidades para quienes los solicitan. Otras entidades no hacen diferencia, pero es posible realizar el financiamiento a través de un crédito de consumo.

>>>Encuentra tu financiamiento con un crédito de consumo<<<

¿Qué debes tener en cuenta al solicitar financiamiento?
En primer lugar, el consejo más importante es que debes estar 100% seguro de escoger el estudio de posgrado que te interesa. No se trata solo de algo que te guste, sino que aporte algo valioso a tu carrera profesional, ya que empezarás a pagar un monto nada despreciable por ella.

Es importante verificar los cursos que componen la maestría, para asegurarte de que, en efecto, se abordarán los temas que buscas.

Debes pensar dos y hasta tres veces si escogerás un programa en tu país o en el extranjero, ya que la segunda opción puede involucrar gastos adicionales por alojamiento, alimento, entre otros aspectos. Sin embargo, muchas veces es posible encontrar maestrías más baratas en otros países y al hacer los cálculos, resultan precios similares.

Por otro lado, debes asegurarte de solicitar el financiamiento adecuado, con un crédito que te permita continuar cubriendo tus gastos regulares y a la vez, pagar la cuota mensual designada. El monto que te presten dependerá de tu historial crediticio y contestar a las siguientes preguntas te dará una idea básica de cómo te ven las entidades financieras: ¿tienes un trabajo estable? ¿Desde hace cuánto? ¿Cuánto dinero te sobra al terminar de pagar tus gastos mensuales? ¿Tienes deudas pendientes ¿Estás atrasado en alguna?

Incluso cuando se trata de financiar estudios, los bancos y entidades financieras necesitan comprobar que el solicitante es una persona que está en condiciones de asumir el riesgo y que devolverá el crédito que solicita.

No lo olvides, estudiar una maestría dentro o fuera del país puede parecer imposible, pero las opciones de financiamiento son muchas, así como las posibilidades de reducir costos. Lo único que necesitas es darte el tiempo para averiguar lo necesario.

Johanna Bernuy | Periodista y blogger

Comentarios