¿Por qué usted no es millonario?

Enviado por Laura M Rodriguez el Mié, 14/08/2013 - 18:15

Si nos pidieran describir a un millonario muy seguramente empezaríamos refiriéndonos a sus lujosas viviendas, exaltando los exclusivos automóviles en los que transitan y envidiando sus días de compras en reconocidos almacenes alrededor del mundo. Estamos convencidos que es cuestión de suerte: pertenecen a una familia poderosa y acomodada y han podido fácilmente acceder a prestigiosas escuelas de negocios.
Lo que no sabemos es que su ambicionada riqueza es el resultado de una verdadera inteligencia financiera.

En un estudio realizado por Thomas J. Stanley y William D. Danko publicado en su libro El Millonario de al lado (The Millionaire Next Door), salieron a la luz las verdaderas acciones que un millonario realiza para construir riqueza que, contrario a lo que comúnmente pensaríamos, no se relacionan con el estatus de sus familias, ni con la calidad de educación recibida, ni con gastar grandes sumas de dinero en lujos y excesos sino más bien con una oportuna disciplina fiscal, mucho sacrificio y trabajo duro.
La mayoría de personas enfoca su comportamiento financiero en obtener altos ingresos y no en acumular una gran riqueza. “Una persona con ingresos óptimos, pero que lo gaste todo, no está acumulando riqueza, simplemente está viviendo bien. La riqueza es lo que se acumula no lo que se gasta” mencionan estos autores.

Veamos cuáles de estas cinco características le hacen falta a usted para convertirse en millonario:
1. Tienen un estilo modesto.
Gastan menos de lo que ganan e invierten el resto.
Los millonarios se caracterizan por planificar y controlar detalladamente su presupuesto y sus gastos; su prioridad no es buscar aprobación de su círculo más cercano sino asegurar sus finanzas. Por lo general los millonarios viven en vecindarios de clase media y poco llamativos, evitando al máximo aparentar una riqueza excesiva.

2. Son eficientes empleando los recursos: tiempo, dinero y energía.
Los millonarios tienen un presupuesto predeterminado anual e involucran a los miembros de su familia en la ejecución del mismo limitando sus gastos a los ingresos acordados. La gran mayoría de acumuladores de riquezas nunca quedan debiendo cuotas de automóviles, compran sólo lo que pueden pagar en efectivo, aunque esto signifique comprar un auto usado.

3. Dan mayor prioridad a la independencia financiera que a la posición social.
Para un millonario es más importante apalancar el valor de su ingreso, moderar sus gastos e INVERTIR el resto que tener altos ingresos; son personas centradas en la riqueza y no en el consumo e invierten su dinero en áreas productivas y que impacten sus intereses de negocios. Los NO millonarios exhiben todos los símbolos de riqueza, tales como modernos automóviles, costosas vacaciones, ropa exclusiva, pero vistos de cerca, se descubre que todas sus adquisiciones están basadas en dinero prestado; son personas que necesitan exhibir un estilo de vida de alto consumo.

4. Le enseñan a sus familias a ser económicamente sostenibles.
Los millonarios rara vez hablan a sus hijos de recibir herencia. En cambio, se centran en darles una buena crianza, que sean felices, independientes y productivos. De esta forma evitarán que sus hijos se centren más en consumir que en producir.

5. Se enfocan en las oportunidades que emergen del mercado.
Los millonarios conocen de cerca las nuevas tendencias y exigencias del mercado y estratégicamente desarrollan productos y ofrecen servicios que resultan ser inversiones rentables para su portafolio. Están muy bien informados y ven en cada necesidad una oportunidad para aumentar su capital.

----
Sigue a Laura @lalarodriguezc

Comentarios