¿Por qué me niegan los créditos?

Enviado por Equipo Comparabien el Mar, 02/06/2015 - 01:00
Descubre las razones por las que las entidades financieras suelen negar un crédito y empieza a cambiar tu situación.
¿Por qué me niegan los créditos?

Muchos hemos llegado al banco llenos de papeles y entusiasmados por recibir el financiamiento que estábamos solicitando, ya sea para una casa nueva, un auto, negocio o algún gasto relativamente grande que necesitábamos hacer. Media hora después nos encontramos saliendo por la misma puerta que entramos pero esta vez con resignación y tristeza: Nos negaron el crédito.

Las instituciones bancarias otorgan los créditos dependiendo del nivel de riesgo que representa el cliente. Es decir, si tú representas un riesgo alto, no te darán el crédito y por el contrario, si representas un riesgo bajo, el banco no te ve como una posible pérdida y es mucho más probable que te lo otorguen.

¿De qué depende que sea percibido como riesgo?
Hay dos grandes factores por los que uno representa un riesgo para el banco:

- Historial crediticio:
Si estás reportado en la DICOM o SINACOFI Buró de Crédito, la institución financiera sabrá que no eres un buen pagador; si estás sobre endeudado se verá que aunque pagas, no podrías costear un crédito más.

El estado de tu historial se expresa en tu Score, esto es, el puntaje que has obtenido por tu comportamiento crediticio (cuántos créditos tienes, si estás al día, cuánto llevas de atraso, etc.). Este puntaje va desde 400 hasta 850 puntos y le da al banco una mirada clara de tu situación actual.

Recomendación:
No se trata de que tu historial esté en blanco, ya que de esa forma el banco no sabe si eres o no un buen pagador porque no hay nada para comprobarlo. Lo que tienes que demostrar es que eres un cliente responsable y que paga sus deudas a tiempo. Si hasta ahora has estado en pérdida, primero cerciórate de cancelar todos los pagos pendientes.

- Tus ingresos mensuales:
A veces pensamos que por tener un buen historial, ya tenemos el crédito en la mano. Pero el problema se presenta porque no podemos demostrarle al banco el nivel de ingresos que tenemos mensualmente (no contamos con boletas de pago o algún recibo) y que seremos buenos pagadores, entonces nada les asegura que no representamos un riesgo para ellos.

Recomendación:
Si hasta el momento tus ingresos han estado fuera del banco, no hay forma de demostrar que son constantes. Una opción es abrir una cuenta en el mismo banco al que deseas solicitar el préstamo y comenzar a depositar mensualmente una cantidad, lo que podrá demostrar de alguna manera tu poder adquisitivo. Sin embargo, la solución más eficaz sigue siendo demostrar tus ingresos mediante boletas de pago o recibos.

Si después de leer este artículo ves que cumples con todo lo necesario y no habría razón para que te nieguen un crédito, asegúrate de solicitar el que más te convenga. Para eso, sigue nuestras recomendaciones para solicitar un buen crédito. Y luego ingresa a nuestro comparador de Créditos de Consumo o el de Créditos Hipotecarios, según sea el caso y elige la mejor opción.