Pareja financieramente unida, permanece unida

Enviado por Laura M Rodriguez el Vie, 12/04/2013 - 16:33
Pareja financieramente unida, permanece unida

El matrimonio es una decisión de vida que trae consigo muchas implicaciones: compartir sueños, actividades, proyectos, responsabilidades y por si fuera poco compartir el dinero. La magia del enamoramiento, la emoción y el entusiasmo por iniciar esta nueva etapa lleva a los cónyuges a creer que las únicas cosas que se van a compartir son los sentimientos y de esta manera excluyen de su lista de requisitos la compatibilidad financiera.
Erróneamente creemos que el dinero no tiene importancia cuando dos personas se aman, pero la realidad nos muestra que los conflictos financieros son una de las principales causas de divorcio: mentir sobre el salario, recargar las obligaciones financieras en una sola persona, considerar al dinero como un símbolo de poder además de los desacuerdos en la inversión y el ahorro pueden hacer de la más especial bendición, un verdadero tormento.

Las finanzas familiares tienen un ciclo que ninguna pareja debe desconocer. En primer lugar encontramos la acumulación de capital que no es otra cosa que aquel momento en el que la pareja empieza a construir su patrimonio básicamente fusionando los ingresos, los ahorros y uno que otro ingreso extra.
La segunda parte de este ciclo comprende una ampliación del capital porque es en esta etapa donde las parejas deciden compartir gastos e incurrir en compras de bienes comunes: casa, carro, finca, etc.
Una vez se tiene un crecimiento en el patrimonio familiar, aparece la necesidad de preservar el capital construido y con esto la aparición de la tercera fase.
Finalmente la nueva familia se enfrenta a la cuarta y última etapa, la Transferencia del capital, que es sin duda la prueba de fuego para la compatibilidad financiera porque es allí en donde se evalúan los pros y contras de ahorrar o invertir el dinero y se obtiene un consenso entre las partes.
Para lograr superar estas cuatro etapas del ciclo de vida financiero del matrimonio es importante que antes de dar el sí tengan, usted y su pareja, en cuenta estas recomendaciones:

1. Detecten objetivos financieros comunes
Su pareja será su socio financiero más importante, por esta razón las metas y sueños que deseen alcanzar deben ser compatibles.

2. Ahorren juntos
Crear una cultura del ahorro los ayudará a proteger el capital que han construido. Es indispensable que el dinero ahorrado les permita alcanzar sus objetivos de corto, mediano y largo plazo así como también crear un fondo de imprevistos que les permita estar preparados ante cualquier crisis económica.

3. Sean sinceros con su situación financiera
La confianza es clave en una pareja. Procuren ser claros al hablar de sus ingresos, de sus inversiones y de sus deudas. Esto permitirá identificar las prioridades comunes y evitará que se involucren en malentendidos innecesarios.

4. Alinéense en las Inversiones
Es importante saber que tan arriesgada es su pareja en materia financiera. Si usted es de los que invierte en acciones volátiles y su pareja prefiere hacerlo en finca raíz ¡tenga cuidado! Si el dinero a invertir hace parte del patrimonio familiar es favorable que tomen una decisión conjunta al respecto.

5. Hagan una repartición de responsabilidades
Se debe definir con claridad la distribución de los gastos familiares. Lo ideal es compartir los gastos y evitar dividirlos para que ninguna de las partes se sienta en desventaja.

--
Sigue a Laura @lalarodriguezc

Comentarios