Meses de gracia vs. Meses de no pago

Enviado por Equipo Comparabien el Jue, 26/03/2015 - 13:25
Ambos buscan atraer a los clientes pero esconden un par de trucos bajo la manga.
Meses de gracia vs. Meses de no pago

Hace poco revisamos si convenía o no solicitar préstamos con meses de gracia. Pero ese no es el único truco que usan los bancos para atraer a clientes que piensan que efectivamente pagarán menos. También están los llamados meses de no pago.

Estas formas de enganche se utilizan tanto en créditos de consumo como en créditos hipotecarios o créditos vehiculares.

Lo primero a establecer es que aunque suenen a la misma cosa, no lo son.

Ambos ofrecen al cliente la oportunidad de no pagar durante uno, dos o más meses, la cuota correspondiente de su crédito. Pero esto no representa un ahorro, sino que la cuota se pospone un mes. ¿No sería lo mismo? No, porque los intereses siguen corriendo. Se capitalizan y se suman a las siguientes cuotas, incrementándolas en cierto porcentaje.

La diferencia entre los meses de gracia y los de no pago es que en el primer caso, el cliente ya estableció que no pagará en determinados meses, supongamos marzo y julio. Entonces, así cambie de opinión, de todas maneras en marzo y julio no tendrá que pagar su cuota y los intereses se capitalizarán. Se decide al firmar el contrato y se establece como una de las condiciones a cumplirse sí o sí.

En cambio, en los meses de no pago, el cliente tiene la posibilidad de solicitar cierto número de meses de no pago y él decide si llegado el momento, hará uso de ese derecho o no. Por ejemplo: En el crédito de Ana, el banco le ofreció dos meses de no pago pero no consecutivos. Ella puede decir cuándo usarlos o por el contrario, puede optar por pagar su crédito de manera normal y no habrá ninguna consecuencia.

Si quieres saber más sobre los meses de gracia, puedes hacer click aquí.