Lo que todo el mundo debería conocer sobre el pago mínimo a la tarjeta de crédito

Enviado por Equipo Comparabien el Jue, 11/04/2019 - 15:53
En tu estado de cuenta te aparece la cantidad del pago total, pero también un número menor, correspondiente al pago mínimo. ¿Por qué usarlo o por qué no hacerlo?

Las dinámicas de las tarjetas de crédito pueden ser confusas si no nos informamos lo necesario y uno de los puntos que suele confundir a la gente, tiene que ver con el pago mínimo. Mes tras mes, te llega el estado de cuenta de tu tarjeta de crédito y junto a la cantidad total a pagar, aparece también un número más pequeño. Se trata del monto del pago mínimo. Es decir, para no atrasarte, te dicen que puedes cancelar, como mínimo, esa cantidad.

Pero ¿conviene usarlo? Si es una cantidad menor, ¿por qué no pagar el mínimo todos los meses y así tener más dinero disponible para otros gastos? A continuación, lo que debes tener en cuenta para tomar una decisión:

1. Es una opción válida cuando no podrás realizar el pago total
Básicamente, se creó esta opción para que no te atrases en pagos, pero es ideal que sea usada solo cuando no cuentas con el efectivo suficiente para realizar el pago total. Entonces, si tuviste una emergencia o algo se salió de control, es ahí donde puedes aprovechar el pago mínimo.

2. Demorarás más en salir de tu deuda
El pago mínimo cubre, como su nombre lo dice, la cantidad mínima de tu deuda suficiente para no atrasarte. Es decir, más que todo son las comisiones, intereses y una pequeña parte del capital. En consecuencia, te tomará mucho más cancelar tu deuda.

3. No es una buena imagen para los bancos
Si mes a mes cumples solo con el pago mínimo, estás dando una mala imagen pues demuestras que no puedes cubrir el monto total de tu deuda y que estás gastando más de lo que puedes pagar.

4. Estás pagando muchísimo en intereses
Algo que no debes olvidar sobre las tarjetas de crédito es que mientras más demores en cancelar una deuda, más intereses se producen. Entonces, esa compra que estaba en promoción y que representó un ahorro, ya no sale tan barata como pensabas, pues los intereses consumen más dinero del que piensas.

La recomendación es que utilices el pago mínimo solo en situaciones que verdaderamente lo requieran y que no hagas de él un hábito que perjudique tus finanzas.

Johanna Bernuy | Periodista y blogger

Comentarios