Blog de Consejos - Mi Dinero

Aquí podrás obtener ayuda financiera para que puedas cumplir tus obligaciones financieras del día a día y también para que puedas ahorrar o prevenir lo que venga en el futuro

Una de las cosas características de la época de fin de año son los viajes. Son muchas las personas que solicitan vacaciones para esa fecha o simplemente aprovechan el feriado para tener un poco de descanso extra y buscan renovar energías saliendo de la ciudad y/o del país.

Diciembre ya empezó y la navidad se acerca cada vez más. Pero en estas semanas no solo hay expectativa por el tiempo especial con los seres queridos, sino que también genera gran presión en las personas por los gastos que se vienen. Decenas de regalos, una gran cena, la decoración navideña, entre otros.

Sin duda, Friends es una de las series más exitosas de todos los tiempos. Aunque la última temporada se emitió hace prácticamente 15 años, nadie puede negar que hacer una maratón de las penas y desventuras de estos seis amigos sigue siendo un plan genial para un viernes por la noche.

Juan tiene dos tarjetas de crédito y es muy cuidadoso con ellas. Las utiliza para comprar en línea, para pagar por algunos servicios, salir a comer fuera y en algunas compras que no puede pagar en una sola cuota. Uno de los bancos llamó a Juan y le ofreció aumentar su línea de crédito. Él aceptó y se la duplicaron.

Si tienes en la mente que las tarjetas de crédito son herramientas del diablo para hacer que gastes dinero, es importante que sepas que estás equivocado. Muchas personas han crecido con esa idea, porque vieron a sus familiares o amigos caer en deudas infinitas, pero en la mayoría de casos se trata de malos hábitos, información incorrecta e incluso, poca disciplina.

¿Ser joven y querer una tarjeta de crédito es una locura? ¿Algo que no se recomienda? ¿La peor decisión en medio de tus veintes? Tranquilo, que en la realidad no se trata de un asunto blanco o negro.

Solicitar un crédito es fácil, pero no es 100% seguro que el banco o la entidad financiera a la que recurres te diga que sí. Una gran parte tendrá que ver con tu perfil: tus ingresos, tus deudas, tu comportamiento financiero, entre otros puntos, y también con el monto que estés solicitando así como los documentos que hayas presentado y cómo lo sustentaste.

En el mundo del cine se ha hablado de todo, y las finanzas no son ajenas. Aunque no lo creas, existen diferentes películas que, a través de distintos géneros, han abordado la importancia del ahorro, elaborar un presupuesto, las consecuencias de desbordarse con los gastos y ser irresponsables con el dinero, entre otros.

Hoy por hoy, terminar una carrera profesional se ha convertido solo en el primer paso, pero luego muchos se preguntan qué es lo que sigue, ya que en el mundo competitivo en el que nos encontramos, siempre hay oportunidades de seguir aprendiendo.

Algo que es preocupante en el país es la forma en que las personas manejan sus tarjetas de crédito. Son muchos los que tienen más de una, y si bien esto no es un crimen o algo negativo, endeudarse con ella, gastar más de lo que tienen o dividir todo en cuotas, sí se convierte en un problema.