Cómo enfrentar los gastos navideños: ¿Tarjeta de crédito o préstamo personal?

Enviado el Mar, 29/11/2016 - 20:09
Conforme las fechas navideñas se acercan, muchos comienzan a preguntarse de dónde sacar el dinero para afrontar los gastos; para eso, lo ideal es evaluar qué opción le saldrá más barata.
Cómo enfrentar los gastos navideños: ¿Tarjeta de crédito o préstamo personal?

El mes de diciembre no solo trae los gastos de la cena del 24 por la noche, sino también los amigos secreto o intercambio de regalos en la oficina y con el grupo de amigos, los regalos para la familia e incluso, lo necesario para pasarla bien en año nuevo, ya sea quedándose en la ciudad o saliendo de viaje.

Ante todos estos gastos y sin ningún ingreso extra que se asome, ya muchos están comenzando a evaluar la billetera y preguntarse si la mejor opción será reventar la tarjeta o animarse a solicitar un préstamo personal.

Lo primero que debe tener en cuenta es que la opción que más le convenga dependerá de su estilo de vida, pero lo ideal es que sea la más barata de todas. Si tiene una tarjeta de crédito que usa con regularidad, que le permite acumular puntos, obtener descuentos en una determinada tienda y otros beneficios, podría utilizar su plástico para cubrir estos gastos. Pero debería tener en claro estas condiciones: Debe poder aplicar los descuentos a los productos que comprará y sus compras no deben estar financiadas en más de tres cuotas.

Ahora, si el caso es que no solo hará compras sino también necesita efectivo, quizás utilizar la tarjeta no sería tan conveniente, ya que las tasas y comisiones por el retiro de efectivo, junto a los intereses por las compras que hará, terminarían haciendo el gasto más grande. La opción en esta situación sería solicitar un préstamo personal, ya que las tasas de interés son relativamente más bajas. Lo ideal es que primero compare las opciones y así vea cuáles son las entidades que le ofrecen las tasas más competitivas, menos requisitos y más beneficios.

En ambos casos, elabore un presupuesto estableciendo un monto máximo de gastos, así no tendrá problemas ni empezará el 2017 endeudado hasta el cuello.

Johanna Bernuy | Periodista y blogger