Cómo afrontar los gastos de la universidad

Enviado el Jue, 26/02/2015 - 13:37
La etapa universitaria trae mucho aprendizaje pero también muchos gastos y, si los padres no están preparados, podrían salir muy perjudicados.
Cómo afrontar los gastos de la universidad

Marzo es un mes recargado para todos por el inicio del año escolar, la renovación del seguro del auto, el pago de las vacaciones, entre otros. Sin embargo, los mayores gastos se concentran en la universidad y el semestre que está por iniciar.

Si sus hijos acaban de ingresar a la universidad, los padres deben preocuparse no solo por los aranceles sino también por el alojamiento, alimentación, transporte, etc. Recordemos que es muy común que en el país, los universitarios estudien fuera de su ciudad natal, lo que los obliga a vivir en otro lado la mayor parte del tiempo. Entonces, ¿cómo sabemos cuánto dinero necesitamos?

Lo mejor es adelantarse a los gastos y ahorrar durante algunos meses para poder realizar el desembolso sin que nuestro presupuesto familiar tambalee.

Presupuesto:
Organiza una lista de todos los gastos y asigna montos aproximados a cada uno de ellos. Siempre es mejor que sobre a que falte, así que intenta no darle números tan ajustados. Una vez que tengas listos los gastos de la universidad, añade los gastos regulares de la casa como comida, servicios, etc.
El presupuesto te permitirá tener un aproximado de cuánto es lo que necesitas.

Solución de última hora:
Si el ahorro fue lo último en lo que pensaste en estas vacaciones y ya no tienes efectivo para pagar los aranceles, la pensión y los demás gastos que tu hijo tendrá durante los primeros meses, una posible solución es solicitar un crédito de consumo.

El crédito te permitirá realizar los pagos correspondientes a los primeros meses mientras te estabilizas y lo podrás devolver en cuotas mensuales. En Comparabien.cl puedes encontrar la mejor opción para obtener un crédito de consumo y comparar las diferentes tasas de interés.
Recuerda que antes de solicitar uno, debes evaluar tu situación económica para ver si estás en condiciones de solicitar el crédito y si eso no afectará los gastos regulares que posees, ya que cada mes deberás cancelar la cuota correspondiente a tiempo. Atrasarse no es una opción pues perjudica nuestra puntuación financiera.

Viaje previo:
Ir a conocer la ciudad en que estudiará tu hijo te servirá para buscar la pensión adecuada para él. Existen diferentes modalidades, algunas incluyen alimentación mientras que otras solo cubren el cuarto y el servicio de lavado de ropa. Es importante averiguar obtener datos y cifras concretas, ya que después de todo, él vivirá ahí durante todo el semestre académico. Es recomendable que la pensión quede cerca de la universidad, así podrían ahorrar en transporte.
El viaje previo, además, te permite averiguar sobre el precio del pasaje de adulto y escolar en los buses, para tener una idea de cuánto gastará.

Reducción de gastos:
La etapa universitaria es importante por lo que valdrá la pena evaluar nuestro presupuesto y ver qué gastos pueden ser eliminados. Lo primero es empezar por las cosas que no son tan necesarias como compras de ropa y otros productos que cambiamos por estar a la moda mas no porque realmente tengamos que hacerlo. Te sorprenderá ver cuánto puedes ahorrar al establecer y hacer valer tus prioridades.

¡Vale la pena prepararse con anticipación para el inicio de esta nueva etapa! Y si tu hijo ya está en la universidad, siempre puedes adecuar estos nuevos hábitos a tu situación y comenzar con el ahorro.