6 consejos para planear una remodelación en casa

Enviado por Equipo Comparabien el Mié, 25/11/2015 - 17:17
La clave para realizar un buen proyecto es la planificación, así que presta atención a estos tips.

Son distintas las razones por las que decidimos remodelar un ambiente de la casa; puede que sea porque necesitamos darle un uso diferente a un espacio, queremos algo diferente, hay un nuevo integrante de casa o necesitamos una oficina, etc.

Sea por lo que sea, para que la remodelación que estás pensando salga lo mejor posible, es importante tomar en cuenta ciertas recomendaciones.

1. Define qué deseas y elabora un presupuesto
No es suficiente con saber qué espacio quieres remodelar, además debes saber cómo quieres hacerlo. Puede que desees ampliarlo, cambiar el estilo de las ventanas, tener un espacio para un closet, entre muchas otras cosas. Decide qué deseas y realiza dibujos para tener las ideas más claras (no importa si eres malo en eso).

Pero no solo debes saber lo que quieres sino cuán factible es. Determina cuánto dinero podrías disponer para ese arreglo y luego fíjate cuánto te cuesta lo que quieres hacer.

2. Clasifica las tareas (hay algunas que puedes hacer tú mismo)
Si lo que quieres es ahorrar un poco, podrás ver que hay algunas tareas que tú puedes realizar con un poco de esfuerzo y creatividad. Unos ejemplos son: El pintado de la habitación, el lijado, etc. Ojo, es recomendable hacerte cargo solo si tienes algo de experiencia, ya que si te equivocaras podría resultar aún más caro.

3. Elige a los proveedores
No necesariamente los que cobren más o menos, si no los que entiendan tu visión y ofrezcan hacer el trabajo en un tiempo razonable.

4. Establece el momento correcto
Elige una fecha en que puedas solicitar un día fuera del trabajo para verificar el inicio o el progreso de la obra. De igual manera, escoge temporadas en que no estés muy atareado. Es recomendable escoger tres fechas: La ideal y dos que queden como plan B y plan C.

5. Encuentra financiamiento (destina un monto para ‘emergencias’)
Si no tienes a la mano el dinero necesario, puedes solicitar un crédito para remodelación y si el monto no es muy grande, un crédito de consumo sería la solución. No olvides separar un 20% del presupuesto para imprevistos. Antes de elegir el crédito, asegúrate de saber cuánto puedes pagar mensualmente y de escoger el que te dé más facilidades, para eso utiliza el comparador de Comparabien.

6. Supervisa la obra lo más que puedas
No contrates a alguien y luego te olvides de todo. Sigue el proyecto, así sea por teléfono, para que estés a tiempo de corregir cualquier cosa que no te guste.

La casa puede ser remodelada y no tiene por qué ser toda una odisea.

Comentarios