5 tips para usar correctamente los descuentos

Enviado el Mié, 15/07/2015 - 01:00
Los descuentos son buenos pero traen un as bajo la manga...
5 tips para usar correctamente los descuentos

A todos nos emocionan los descuentos, pero si no sabemos usarlos terminamos gastando más de lo que hubiéramos pensado. Sigue estos consejos y ahorra de verdad.

1. No uses todos los cupones
Es lo que siempre decimos, solo porque algo tenga descuento no significa que debes comprarlo. Usa los cupones que te permitan ahorrar en los productos que compras siempre pues son esos los que necesitas y que más te van a servir. No te conviene un 3x2 de un producto que compras una vez al año.

2. Cuidado con los “montos de premio”
Muchas marcas ofrecen descuentos en la próxima compra, por ejemplo: “Si gastas 90 soles, te descontamos 50 de tu próxima compra”, pero solo es válida un día en particular. Si solo ibas a gastar40, ¿cuál es el punto de gastar casi el doble para luego volver a gastar y obtener por fin un descuento? A veces conviene y a veces no, sobre todo cuando las fechas son muy seguidas y cuando ya no necesitas comprar otras cosas.

3. Lee las letras chiquitas
Los cupones de descuento muchas veces son válidos para determinadas categorías de productos y si uno no los lee y evalúa bien cuáles son y si realmente te serán útiles, termina comprando cosas que no van a servir y pensando que ahorraron algo.

4. Cuidado con el “envío gratis”
Esto sucede normalmente en la web. Uno quiere comprar un artículo de cierta cantidad pero si hace el doble del pedido, el envío le sale gratis. Al final, te olvidas de cuánto ibas a gastar al principio y solo te concentras en lograr el envío gratis para sentir que ahorraste un poco. Eso solo funcionaría si te juntas con alguien y juntos compren un monto superior que les dé el envío gratis.

A veces hay ciertos descuentos con tarjetas, por lo que debes asegurarte de leer bien de qué se trata. No olvides que para elegir la mejor tarjeta puedes usar el comparador de Comparabien.

5. ¡Mantén el ahorro!

Recuerda, la idea de los descuentos no es comprar más con lo ahorrado, sino que sobre algo de dinero. Así que lo mejor es que cada vez que logres ahorrar algo, lo deposites en una cuenta y así irás viendo los resultados de cuidar tus impulsos.

Y ya sabes, ¡no te vuelvas esclavo de los cupones!